Mario Mola: la sonrisa de la victoria - Blog BH
16192
post-template-default,single,single-post,postid-16192,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Mario Mola: la sonrisa de la victoria

No es la primera vez, pero no por eso sabe peor. ¡Lo ha vuelto a hacer! Mario Mola es de nuevo campeón del mundo de triatlón. Y lo ha hecho a lo grande, con un bronce en la prueba final de Rotterdam, un circuito peligroso, marcado por una climatología adversa que dejó el agua muy fría y revuelta para el sector de natación y el asfalto muy resbaladizo para la bici y la carrera a pie.

¡Campeón del Mundo! Muchas gracias a todos los que habéis sufrido y apretado los dientes conmigo este año.

El mallorquín ha sabido gestionar muy bien sus fuerzas y las de sus rivales, especialmente en el sector ciclista, donde era muy difícil sacar alguna ventaja y muy fácil echar todo a perder. Precisamente por eso ha sido muy importante la constancia que Mario Mola ha demostrado durante todo el año, llegar a la última prueba liderando el ranking y pudiendo jugar a controlar en lugar de tener que arriesgar.

No es la primera vez, pero no por eso sabe peor. ¡Lo ha vuelto a hacer! Mario Mola es de nuevo campeón del mundo de triatlón.

2017 ha sido el año del triatlón español, con 6 victorias en 9 pruebas y, salvo en Estocolmo, siempre presencia en el podio. Mario Mola se anotó 4 de las victorias, a las que hay que sumar el último podio de Roterdam. Fernando Alarza, el otro triatleta de BH, sumó 3 podios en Gold Coast, Yokohama y Leeds y pese a no haber tenido mucha suerte en la Gran Final, alcanzó el 5º puesto del Ranking de las WTS. Su progresión es impresionante. Además, Javier Gómez Noya finalizó 2º en el ranking después de haber vencido en Abu Dabi y Montreal.

Pero, ¿qué hubiese sido de ellos sin la figura de esos “locos” que a finales de los 90 sembraron la semilla del triatlón en España? La mención se hace indispensable. Y seguro que han disfrutado de este éxito tanto o más que nosotros, en parte un pedacito es suyo. Entre aquellos “locos”, un nombre nos suena muy cercano: Eneko Llanos.

¿Qué hubiese sido del triatlón sin la figura de esos “locos” que a finales de los 90 sembraron la semilla en España? Entre aquellos “locos”, un nombre nos suena muy cercano: Eneko Llanos.

A sus 40 años y centrado en las pruebas de larga distancia, Eneko nos sigue dando grandes alegrías. En sus inicios fue uno de los debutantes en Sidney 2000, primer triatlón olímpico de la historia, repitiendo participación en Atenas 2004. Que lejos nos suenan ahora aquellos años. Que lejos parecían en ese 2000 los sueños en oro del triatlón. Todo llega. Ojalá esta generación de oro no se acabe nunca.

A 1 mes vista de su gran objetivo: el campeonato del mundo de IronMan en Kona, Eneko busca reverdecer anteriores triunfos como su 2º puesto en 2008. Mientras tanto seguro que mira con una sonrisa a estos alumnos aventajados: Mario, Fernando, Javi… Orgullo de maestro.

Pero volvamos a las World Triathlon Series de 2017. Ser campeón del mundo en un evento como éste es de una dificultad máxima, y Mario Mola lo ha logrado por segundo año consecutivo. De hecho no se ha bajado del podio final desde 2013 (bronce), siendo plata en 2014 y 2015 y repitiendo triunfo en 2016 y 2017, lo que le ha servido para entrar en la historia como uno de los 4 triatletas más laureados de todos los tiempos. Y promete continuar muchos años…

#SuperMario no se ha bajado del podio final desde 2013 lo que unido a sus dos títulos mundiales, le convierte en uno de los 4 triatletas más laureados de todos los tiempos

Para conseguir el ansiado título, además de ser muy constante a lo largo del año, con 9 pruebas repartidas por todo el globo, hay que saber gestionar muy bien la Gran Final, en la que el botín de puntos es mayor. Es en este terreno donde la cabeza de Mario destaca sobre el resto. La exigencia es mayúscula. Y tanto el triatleta como su material han de estar a la altura.

Para conseguir el ansiado título, tanto el triatleta como su material han de estar a la altura. La exigencia es mayúscula. El resto estaba servido, y se ha conseguido

Mario Mola ha competido durante estas ITU WTS con una BH personalizada: My BH Unique. Él mismo diseñó su cuadro naranja con detalles en negro. Igualmente, Fernando Alarza ha competido con la nueva G7 Pro, más aerodinámica, más rápida, más BH. El cuadro de la G7 Pro ha sido diseñado con análisis informáticos en el túnel de viento y dinámica de fluidos.

¡Enhorabuena, Mario! ¡Enhorabuena, Fernando! ¡Gracias por hacernos disfrutar del triatlón!