Siempre nos quedará el mundial - Blog BH
16112
post-template-default,single,single-post,postid-16112,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Siempre nos quedará el mundial

El Mundial de MTB es el gran cierre de la temporada. Aquí vienen todos los ciclistas, y vienen a disputarlo. Da igual cómo se haya planificado la temporada y cómo lleguen las fuerzas, el Mundial es inexcusable y se va a por todas. Para los aficionados también es una cita ineludible, un fin de semana de emociones y carrereas con las que vibramos y disfrutamos desde el primer hasta el último segundo.

Da igual cómo se haya planificado la temporada y cómo lleguen las fuerzas, el Mundial es inexcusable y se va a por todas

En función de lo cerca o lejos que quede la convocatoria de cada selección, se puede apurar un poco más la preparación “en casa” o sobre el terreno, pero nadie quiere faltar a la cita. Es una oportunidad única de enderezar o cerrar toda una temporada y poner un broche de oro sobresaliente en una carrera deportiva. El maillot arcoíris, preciado tesoro que todo rider quiere vestir, al menos, durante un año.

El broche de oro a una carrera deportiva. El preciado tesoro que todo rider quiere vestir. Pasiones y esfuerzos por ese soñado maillot arcoíris

Cuando el Mundial se celebra a final de temporada y englobando en el mismo sitio y fin de semana las principales modalidades (XCO y DHI), el fin de fiesta de la temporada es especial. Una semana de locura (la competición comienza el miércoles con la carrera de Team Relay) en la que los aficionados al Mountain Bike pueden vivir la emoción pegados a las pantallas de televisión u ordenador. Además, la cercanía de los bikers internacionales, incluso de los más pro, permite a los aficionados que pueden acercarse al circuito disfrutar de una experiencia global inigualable.

Pasear por los boxes de un Mundial, con los mecánicos poniendo a punto las máquinas de los profesionales es algo que todo aficionado al Mountain Bike debe intentar vivir al menos una vez en su vida. Recorrer el circuito, ver cómo entrenan y pasan los puntos más complicados, aprender de su técnica para luego ponerla en práctica en nuestras salidas… y verles de cerca, ver cómo trabajan sus bicicletas y llevarte miles de recuerdos en la cámara de fotos.

Dos horas en las que cualquier mínimo error o desfallecimiento se paga. No hay una segunda oportunidad hasta dentro de un año, no se hacen prisioneros, no hay margen para el error…

La Copa del Mundo es la reina de la regularidad, es muy importante acabar todas las pruebas. Lo mejor posible, es cierto, pero a veces no merece la pena arriesgar en exceso y asegurar unos buenos puntos. Pero el Mundial es otra cosa. Un esfuerzo intenso y extenuante de, poco más o menos, dos horas en las que cualquier mínimo error o desfallecimiento se paga. No hay una segunda oportunidad hasta dentro de un año, no se hacen prisioneros, no hay margen para el error… El Mundial es una bendita locura en la que se puede inscribir tu nombre en letras de oro.

Ya han pasado 28 años de la primera edición celebrada en Durango, Colorado, una cita histórica en la que nombres como Ned Overend o Thomas Frischknecht pasaron a ser leyenda. Por aquel entonces las bicicletas eran de acero, sólo algunos afortunados (y no todos los “pros”) llevaban bicis de aluminio, pero ese Mundial dio el impulso necesario a la modalidad para convertir a las Mountain Bikes en el regalo de reyes predilecto en nuestro país.

18 años desde los Mundiales de Sierra Nevada. Mientras algunos dábamos los primeros pedales en una Mountain Bike, Marga Fullana se vestía de arcoíris y copaba portadas en las revistas especializadas

También han pasado 18 años del Mundial celebrado en nuestro país, en Sierra Nevada, en junio del año 2000. En esa edición Marga Fullana en categoría Elite Femenina y el equipo al completo de Team Relay lograron la victoria, reeditando los triunfos conseguidos el año anterior en Are, Suecia. Cuando algunos dábamos los primeros pedales en una Mountain Bike, Marga Fullana se vestía de arcoíris y copaba portadas en las revistas especializadas.

Si bien aquellos años los circuitos eran mucho más naturales, hoy en día se compite en circuitos específicos, con tramos muy técnicos como los “Rock Gardens”, saltos, trialeras infernales o zonas rápidas como los descensos con curvas peraltadas. Pero no por ello han perdido un ápice de emoción. Más bien al contrario, la han ganado, ya que a la necesidad de tener “buenas piernas” se le une el estar fresco de reflejos y fuerza física, porque la técnica se les presupone a estos gladiadores del MTB.

 

Las subidas también han cambiado, aunque se mantienen algunas zonas de mucho pedaleo, donde ahora se hacen las diferencias son en las cuestas más cortas pero con mucho desnivel, aquellas que exigen una explosividad y técnica que permita no perder ni un segundo.

Cairns (Australia): uno de los circuitos míticos del Mountain Bike internacional, en el Parque Regional Smithfield, un bosque situado al norte de la ciudad. Un circuito con muchos tramos artificiales y técnicos que exigirán la máxima concentración de los bikers

Este Mundial de MTB se celebra en Cairns, Australia, en uno de los circuitos míticos del Mountain Bike internacional, en el Parque Regional Smithfield, un bosque situado al norte de la ciudad. Un circuito con muchos tramos artificiales y técnicos que exigirán la máxima concentración de los bikers. Y la mejor respuesta del material, ya que estas zonas, repletas de saltos, rocas, roderas y escalones pondrá a prueba la eficacia y resistencia de las bicicletas. Tener el mejor material es un paso más hacia la victoria.

Jordan Sarrou y Victor Koretzky, representantes franceses, son dos de los riders de BH con serias opciones a medalla. No en vano ambos han sido los artífices de los oros logrados en Team Relay por Francia en los años 2011, 2014, 2015 y 2016, además de las platas logradas en 2012 y 2013 (ambos coincidieron en este equipo en 2012, 2015 y 2016). La mejicana Daniela Campuzano en categoría Élite Femenina y las sub-23 Léna Gerault (Francia) y Martina Berta (Italia) también son candidatas a vestirse el maillot arcoíris al finalizar la prueba.

 

Las BH Lynx Race, Lynx Race RC y Ultimate son las monturas elegidas por estos grandes corredores para afrontar la prueba de Cairns.

Las BH Lynx Race, Lynx Race RC y Ultimate son las monturas elegidas por estos grandes corredores para afrontar la prueba de Cairns